Logo

Gobierno de Extremadura

El SES programó un total de 134 actividades dentro del segundo Mes de seguridad del paciente

14:26 Miércoles 11 Jun de 2014 Salud y Política Sociosanitaria Sanidad

Un momento de la rueda de prensaEl Servicio Extremeño de Salud (SES) programó un total de 134 actividades el pasado mes de mayo dentro del “Mes de seguridad del paciente”, que se han llevado a cabo en las ocho áreas de salud de la comunidad, mientras que este mes de junio inicia la campaña informativa “No medicalices cualquier situación”.

El director gerente del SES, Joaquín García, presentó el balance de esta iniciativa, que se desarrolla por segundo año y a la que en esta ocasión se ha querido dar un papel protagonista a la atención primaria dentro de los actos celebrados con motivo de este mes, “donde los profesionales de este nivel juegan un papel fundamental en todo su desarrollo”, señaló.

En la presentación, García estuvo acompañado por el presidente de la Sociedad Extremeña de Medicina Familiar y Comunitaria,  Pedro Rubio Núñez, y, el subdirector de Atención Primaria del Servicio Extremeño de Salud,  José Ignacio Cardenal Murillo.

Joaquín García señaló que todas las actividades han estado englobadas en diversas áreas temáticas, entre las que destacan, por el número de actividades realizadas, la higiene de manos con un 39,6% del total; las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria con un 17,9%; el uso seguro de medicamentos con un 9,7%; los sistemas de notificación, con un 6% y la seguridad quirúrgica, con un 3,7%.

Dentro de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria, se han incluido las actividades de formación relacionadas con las estrategias de Bacteriemia Zero, Neumonía Zero y Resistencia Zero, según explicó el gerente del SES.

En cuanto al formato de las actividades realizadas, el más utilizado ha sido el de las sesiones formativas, que han sido “muy efectivas y con una gran afluencia de profesionales interesados en las mismas”, explicó García, quien señaló que también se ha utilizado de forma importante el formato taller por su carácter práctico y participativo.

PLAN DE SEGURIDAD DEL PACIENTE

Las actividades se han llevado a cabo en consonancia con los objetivos marcados en el Plan Estratégico de Seguridad del Paciente del SES 2011-2016, “que tiene como objetivo el desarrollo de las competencias de nuestros profesionales desde la perspectiva de la mejora continua y la aplicación de prácticas clínicas seguras”, indicó García.

Esta edición, además, ha servido para dar un paso más en la consolidación de la cultura de seguridad del paciente en el Sistema Sanitario y Sociosanitario Público de Extremadura.

A lo largo de esta segunda edición se han desarrollado una serie de actividades formativas e informativas dirigidas a profesionales, pacientes y familiares de cada una de las áreas de salud.

Uno de los pilares para el desarrollo de una cultura de seguridad es la difusión de buenas prácticas y la actualización permanente de conocimientos, a través de sesiones formativas, talleres de sensibilización y actividades para la concienciación y sensibilización sobre seguridad del paciente.

“Se han programado un total de 134 actividades en este mes, -explicó Joaquín García- lo que supone un incremento de un 22,3% con respecto al número de actividades programadas el pasado año, que se han llevado a cabo en las ocho áreas de salud de nuestra Comunidad Autónoma”.

García señaló que como novedad importante dentro de esta segunda edición, se ha puesto en marcha la iniciativa “Aprendiendo a lavarse las manos en los colegios” en la que ha colaborado la Consejería de Educación y Cultura, y que ha consistido en el desarrollo de una serie de talleres prácticos, dirigidos principalmente a los alumnos de los tres ciclos de educación primaria de la Comunidad.  

El objetivo de esta actividad ha sido concienciar a los alumnos en la importancia que tiene el lavado de manos como actividad cotidiana, en la prevención de determinadas enfermedades.

El gerente del SES agradeció el trabajo realizado por todo el equipo que lidera el programa de Seguridad del Paciente dentro del SES, así como a todos y cada uno de los profesionales que han participado de todas estas actividades para seguir avanzando en la mejora de la seguridad de nuestros pacientes, así como a la Consejería de Educación y Cultura en los programas comentados, “porque creemos –dijo- que la educación sanitaria debe partir desde las escuelas, donde los niños pueden desarrollar hábitos saludables que ayuden en la reducción de los problemas de salud asociados a su carencia”.

NO MEDICALIZAR LA VIDA

Por otra parte, dentro del contexto del Mes de Seguridad del Paciente, se va a desarrollar la  campaña informativa “No medicalices cualquier situación”, con la que se  pretende potenciar el uso seguro de los medicamentos en todos los niveles asistenciales, prestando especial consideración a los antimicrobianos y otros medicamentos de alto riesgo, así como al uso en niños y pacientes polimedicados.

Esta campaña se integra en la estrategia de prevención de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria debido a microorganismos multirresistentes, mediante el uso adecuado de antibióticos y otros medicamentos, como los ansiolíticos, por médicos y pacientes, según explicó Joaquín García.

Los problemas de seguridad del paciente con los medicamentos se asocian principalmente a factores fisiólogicos, factores psicológicos,  factores sociales y comunitarios y, finalmente, a factores relacionados con el sistema sanitario.

“La evidencia nos indica que existen diversas maneras de abordar estos problemas –destacó-, y entre estos enfoques, destacan las intervenciones educativas e informativas para pacientes, el desarrollo de los sistemas de información de ayuda y la formación para profesionales de la salud.

A su vez, Pedro Rubio Núñez insistió en que es necesario hacer entender a los ciudadanos que no se debe recurrir a los medicamentos para todo, pues las emociones son propias del ser humano y  a veces nos enfrentamos con problemas vitales, como la muerte de un ser querido, los exámenes, o los desengaños, que no necesitan asistencia sanitaria ni medicamentos.

Con esta campaña se pretende concienciar a la población para que no se medicalice la vida cotidiana, lo que permitirá reducir la sobrecarga asistencial que se produce en la atención primaria  y en las urgencias sanitarias, según explicó Pedro Rubio.

Rueda de prensa