Logo

Gobierno de Extremadura

Extremadura incorpora una Unidad de Braquiterapia para el tratamiento menos invasivo de varios tipos de cáncer

Con una inversión de medio millón de euros, Extremadura se iguala al resto de comunidades autónomas y deja de ser la única región que carecía de esta técnica

14:38 Miércoles 4 Feb de 2015 Salud y Política Sociosanitaria Sanidad

La Comunidad Autónoma de Extremadura incorpora a su servicio de salud una Unidad de Braquiterapia que dará cobertura a toda la población extremeña, poniendo a disposición de los pacientes oncológicos un tratamiento menos invasivo para diversos tipos de tumores.

Esta nueva unidad, que se encuentra en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz y que empezará su andadura a finales del mes de febrero, atenderá en torno a unos 200 pacientes potenciales al año y evitará las derivaciones a otras comunidades autónomas.

Así lo ha explicado el consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, quien ha visitado las instalaciones de esta unidad en compañía de la presidenta de la Delegación de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Badajoz, Ana Rosas Murillo; de la presidenta de la Asociación Oncológica Extremeña (AOEX), Isabel Rolán; y representantes de la Asociación de Donantes de Médula Ósea con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer.

También han estado presentes el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Joaquín García Guerrero; el gerente de las Áreas de Salud de Badajoz y Llerena-Zafra, César Téllez; y el responsable de calidad del Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz (CHUB) y oncólogo, Fernando García Urra; así como profesionales del servicio de Oncología y Radioterapia, entre otros invitados.

El consejero ha recordado que la puesta en marcha de esta unidad da cumplimiento al compromiso del presidente José Antonio Monago en el Consejo de Gobierno Extraordinario de Don Benito y ha comentado que su creación viene a llenar un importante vacío en la oncología radioterápica extremeña, puesto que Extremadura, hasta ahora, era “la única comunidad autónoma de todo el país que carecía de este servicio”.

Hernández Carrón ha comentado que ya en los años 90, a través de fondos Interreg, se crearon unas instalaciones para braquiterapia en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, sin embargo, “aunque se realizó una inversión muy importante”, esas instalaciones “nunca se utilizaron” y se quedaron “completamente obsoletas”.

LA UNIDAD

Para la creación de esta unidad, el Gobierno de Extremadura ha realizado una inversión de medio millón de euros, cuantía en la que se incluye la contratación de personal, la habilitación de las diferentes salas, el material fungible y reutilizable, las licencias, y la adaptación del búnker para uso de material radioactivo.

En cuanto al personal, el consejero ha concretado que para el funcionamiento de la unidad se contratarán seis profesionales, un radiofísico, un oncólogo radioterápico, un médico anestesista, un técnico especialista en radiodiagnóstico, un técnico dosimetrista y un enfermero.

En una primera fase, que durará en torno a un año, la unidad tratará casos de tumores ginecológicos, de piel y de mama. Posteriormente, en una segunda fase, en función de la curva de aprendizaje, se ampliará el servicio para tratar también casos de cáncer de próstata, entre otros.

Con la creación de esta nueva unidad, ha dicho el consejero, se evitará la derivación de en torno a 100 pacientes al año, que tenían que salir de Extremadura para recibir este tipo de tratamiento, con lo la puesta en marcha de este servicio es una apuesta por la “comodidad” de los enfermos y también de sus familias.

Con motivo de la derivación, ha explicado, muchos pacientes que cumplían los criterios para recibir braquiterapia “optaban por otro tipo de tratamientos” y renunciaban a la posibilidad de ser derivados, una cuestión que “ya no sucederá”.

TÉCNICA MENOS INVASIVA

Por su parte, el doctor Fernando García Urra ha explicado que existen dos modalidades de dar radioterapia a un paciente oncológico y ha detallado que está la llamada radioterapia externa, que se hace a través de los grandes aceleradores y que radian al paciente con una distancia aproximada de un metro, mientras que la técnica de la braquiterapia “hace todo lo contrario”, puesto que pone en contacto la radicación dentro del tumor o muy cerca de él.

“Braquis”, ha dicho, significa “en contacto” y lo que se hace a través de esta técnica “es llevar la radiación dentro del tumor”, con lo que se consigue aumentar la dosis de radiación con efectos secundarios “mínimos”.

Este tipo de tratamiento es ambulatorio y no es para todos los tumores, sino para aquellos pequeños, localizados y que sean accesibles. “Los tumores tienen que tener una serie de características, pero la braquiterapia es un arma imprescindible en un servicio de oncología radioterápica para  tratamiento del cáncer y que, por suerte, los extremeños ya pueden tener, sin salir de la región”.

COMPROMETIDOS EN LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER

El consejero de Salud y Política Sociosanitaria ha recordado que esta inversión forma parte de un paquete de medidas del Gobierno de Extremadura “cuyo compromiso con la lucha contra el cáncer ha estado patente desde el inicio de la legislatura”. Estas medidas suponen una inversión “muy fuerte”, que supera los 12 millones de euros “en un momento complicado”.

Al respecto, ha concretado que se está “ultimando” el protocolo para la puesta en marcha este año 2015 del cribado de cáncer colorrectal, que en una primera fase beneficiará en torno a 60.000 personas, de edades comprendidas entre los 60 y los 64 años.

Con la implantación de este programa, el Servicio Extremeño de Salud persigue disminuir la morbilidad y la mortalidad del cáncer de colon y de recto, que tienen una elevada prevalencia entre la población, especialmente entre los varones.

Por otro lado, y también dentro de esa inversión de 12 millones, el consejero ha hecho referencia a la remodelación integral de la planta de oncología pediátrica del Hospital Materno Infantil, que se licitará este año, y que cuenta con un presupuesto de un millón de euros que se traducirá en la ampliación de los medios disponibles y su adecuación a la demanda actual, pasando de los cuatro boxes actuales a un total de once.

Además, se habilitará un hospital de día en sustitución de la actual sala de espera que no ofrece unas condiciones adecuadas para los pacientes y para sus familiares. Este proyecto se complementará con la creación de una zona lúdica para todos los pacientes pediátricos, ha avanzado.

Hernández Carrón ha comentado que se remodelará el parque tecnológico, con una inversión de 10,5 millones de euros, para la adquisición tres aceleradores lineales. La adquisición del más grande de estos aparatos, que estará instalado en el Hospital Infanta Cristina, saldrá a licitación este año por un importe de 3,5 millones de euros.


Galería de imágenes