Logo

Gobierno de Extremadura

Política Social avanza en la implementación del modelo de mediación familiar en el norte de la región

12:34 Martes 19 May de 2015 Empleo, Mujer y Políticas Sociales Bienestar social

El director general de Política Social y Familia, Juan Bravo, ha mantenido una reunión con el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, y la concejal-delegada de Servicios Sociales, Empresa y Empleo, Sonia Grande Sánchez, y los técnicos de los Servicios Sociales municipales, con el objetivo de coordinar a las administraciones y a todos los agentes implicados en los Servicios de Mediación establecidos en la comunidad y dar a conocer este recurso a la ciudadanía.

El director general de Política Social y Familia, Juan Bravo, acompañado por la adjudicataria del recurso, Fundación Atenea, ha mantenido un primer contacto sobre el funcionamiento del servicio, activo ya en las cuatro principales ciudades y que se ampliará a las localidades de Trujillo, Zafra, Navalmoral de la Mata, Coria, Almendralejo y Villanueva de la Serena durante este año, con el objetivo de testear las necesidades y acogida del mismo, así como coordinar entre gobierno regional y local la actividad que presta el mismo.

Durante el encuentro, Bravo ha incidido en la necesidad de que responsables de los servicios sociales expliquen a los posibles usuarios que en un proceso de mediación las partes interesadas solicitan la intervención de los mediadores de manera voluntaria y que éstos procurarán la comunicación, el diálogo y la negociación entre las partes confrontadas sin decidir sobre el conflicto, sino que promueven la toma consensuada de decisiones en relación al conflicto existente.

PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN

El procedimiento de mediación está establecido en cuatro fases y se inicia por derivación de los diferentes dispositivos profesionales o por solicitud de los interesados. Tras la recepción de la solicitud, con el número de expediente asignado, el mediador convocará a las partes a una sesión informativa.

Dicha sesión se establece con el fin de proporcionar a las partes la información sobre la mediación en sí, sus principios rectores, las consecuencias de la elección voluntaria del procedimiento de mediación, su duración máxima, la eficacia de los acuerdos adoptados así como de los derechos y deberes de las partes y de la persona mediadora, resolviendo cualquier duda que, en su caso, las partes le planteen.

Además en esta fase, el mediador constata que la mediación es el recurso adecuado para tratar la problemática presentada por los mediados, procediendo a dar de alta al caso y planificando las sesiones de intervención.

La duración del proceso de mediación dependerá de la naturaleza y complejidad del conflicto, no pudiendo exceder los dos meses de duración, salvo que la persona mediadora o las partes soliciten su ampliación hasta como máximo otro mes más.

La decisión de finalizar el procedimiento puede obedecer a cualquiera de las partes en conflicto o al mediador en los casos de acuerdos totales o parciales, faltas de acuerdo, desistimiento o renuncia de la persona mediadora. En cualquiera de estos casos se redactará un documento de cierre, señalando los acuerdos alcanzados o la imposibilidad de su adopción, haciendo constar la fecha de inicio y de finalización de la intervención.

Dicho documento será firmado por la persona mediadora y las partes, en prueba de conformidad.


Galería de imágenes