Logo

Gobierno de Extremadura

La AEXCID destina setenta mil euros para financiar la reconstrucción de viviendas para huérfanos en Sierra Leona

Extremadura desarrolla un proyecto de inserción de menores en Freetown con la Fundación Atabal y los salesianos Don Bosco Fambul de Sierra Leona

14:00 Viernes 29 Sep de 2017 Presidencia AEXCID

La Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID) destina setenta mil euros para ayudar a la reconstrucción de viviendas para niños huérfanos en Freetown (Sierra Leona), tras las lluvias torrenciales que el pasado mes de agosto provocaron entre 300 y 400 víctimas mortales.

La mayoría de las víctimas procedían de la localidad de Regent, en la periferia de Freetown, donde un corrimiento de tierras sepultó una ladera en la que se levantaban numerosas viviendas. Otras áreas del entorno de la capital sierraleonesa, como Kissy Brook y Dworzak Farm, se vieron afectadas por las inundaciones y medio millar de viviendas de Babadorie y Kanigo quedaron destruidas.  

En un primer momento, las autoridades y las agencias internacionales trataron de evitar la propagación de enfermedades que provocan generalmente las inundaciones, como la disentería y el cólera. Pero la urgencia ahora es la reconstrucción de las viviendas destruidas, para lo que la AEXCID aportará setenta mil euros.

PROYECTO INSERCIÓN DE MENORES

Además la Comunidad Autónoma de Extremadura desarrolla en Freetown un proyecto de inserción para jóvenes con la Fundación Atabal y los salesianos Don Bosco Fambul de Sierra Leona.

El director de la AEXCID, Ángel Calle, se ha entrevistado con los representantes de la Fundación Atabal, Peligros Folgado y Pedro Carrasco y con el director de Don Bosco Fambul, Jorge Crisafulli, cuya organización ejerce como socio en la zona de cooperación, para conocer la situación.

Bajo el programa Unidad Móvil para la Protección de Menores en Riesgo un equipo compuesto por trabajadores sociales, una enfermera, personal de seguridad y entre los que figuran voluntarios como psicólogos, un médico, un gestor y un asistente, se trasladará a barrios y favelas de la capital de Sierra Leona para trabajar en mercados abiertos, casas vacías de las barriadas más pobres y en las favelas.

El objetivo es alejar a menores de la brutalidad de las calles, desde la cercanía y la distancia, especialmente por las noches.

Además, los miércoles se han instaurado como “Día de la Familia” de manera que los menores de la calle visitarán a sus familias con un trabajador social para estudiar “in situ” posibilidades de reintegración y reunificación durante un periodo de un mes.

La situación que viven los menores es extrema por lo que es primordial la asistencia de emergencia (asistencia médica y sanitaria, comida nutritiva, higiene, juegos, talleres educativos…) para satisfacer necesidades básicas así como tratar las enfermedades y heridas por un equipo sanitario.

Entre 50 y 60 niños que viven en las calles de Freetown eran usuarios de este programa, una cifra que se ha incrementado en la actualidad tras las tormentas del pasado mes de agosto.


Galería de imágenes