Logo

Gobierno de Extremadura

La Junta de Extremadura anima a los municipios, empresas extremeñas y asociaciones a participar en la Semana Europea de la Movilidad

La iniciativa europea se celebra del 16 al 22 de septiembre para fomentar medidas de transporte sostenible e invitar a la ciudadanía a probar alternativas al automóvil

13:51 Sábado 14 Sep de 2019 Transición Ecológica y Sostenibilidad Medio ambiente

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura anima a los municipios de la región a que se sumen a la Semana Europea de la Movilidad, que se celebra, entre el 16 y el 22 de septiembre, con el fin de introducir nuevos modelos de movilidad en las ciudades y sensibilizar a la ciudadanía sobre las desventajas económicas, sociales, medioambientales y de salud que conlleva el uso irracional del coche.

La campaña surgió en Europa en 1999 y en el 2000 contó con el apoyo de la Comisión Europea. Desde entonces, cada año se fomentan actividades para promocionar la movilidad sostenible y el desarrollo de buenas prácticas y medidas permanentes.

En 2018 superó su récord de participación con 2.792 ciudades participantes, pertenecientes a 54 países, que organizaron actividades durante la semana. El 22 de septiembre se celebra además el evento ´La ciudad, Sin coche´, origen de esta iniciativa europea, que pretende encontrar nuevas soluciones a los problemas asociados al aumento del tráfico en las ciudades.

Este año el lema elegido es ‘Caminar y pedalear de forma segura’ y anima a escoger modos de transporte activos o a combinar los desplazamientos a pie y en bicicleta con el transporte público, modelos de movilidad que resultan cruciales para el futuro de nuestras ciudades de cualquier tamaño en toda Europa.

En Extremadura diversos municipios han organizado actividades relacionadas con el lema central de este año. Desde la Junta de Extremadura, la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha organizado varias jornadas informativas en distintas ciudades para informar sobre la movilidad eléctrica, sus ventajas y funcionamiento, así  como el plan de ayudas que ha puesto en marcha el ejecutivo regional para facilitar la transición a esta nueva modalidad de transporte.

Asimismo, la Agencia Extremeña de la Energía, realizará un evento en Badajoz consistente en una pista de karts eléctricos para los pequeños, mientras los técnicos de Agenex informarán sobre los vehículos eléctricos, puntos de carga o planes de movilidad urbana sostenible.

REPENSAR LA MOVILIDAD

La titular de la consejería, Olga García, aplaude la iniciativa europea y anima a los ayuntamientos y ciudadanos a que adopten buenas prácticas de movilidad, ya que, insiste, es preciso “acelerar el cambio hacia un modelo de desarrollo sostenible”, con menos contaminación del aire y construyendo ciudades más saludables y amables con su entorno. “La movilidad está cambiando y será sostenible o no habrá movilidad”, subraya la consejera.

De la misma forma, considera ‘fundamental’ que los alcaldes, como protagonistas del proceso de cambio, activen acciones que faciliten la acción individual de ciudadanos y empresas, creando zonas de cero emisiones, actuando sobre el transporte, sobre las infraestructuras y espacios públicos o sobre el sistema fiscal.

 “No se puede pensar en una transformación tan importante sin el conjunto de todos los ciudadanos, pero hay que hacerlo fácil, entre todos, sin dejar nadie atrás”, señala García, quien considera que una movilidad sostenible, libre de carbono, más limpia, más eficiente, y mucho más segura, es beneficiosa para todos.

BENEFICIOS PARA LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE

Entre las ventajas de ir a pie o en bicicleta que señala la Unión Europea, los ciclistas viven, de media, dos años más que las personas que no van en bicicleta. Por otra parte, caminar 25 minutos a paso ligero añade hasta siete años de vida, en comparación con las personas que no hacen ningún tipo de actividad física, según un amplio estudio realizado en Noruega.

En lo que respecta al medio ambiente, ir al trabajo en bicicleta cuatro días a la semana evita 3220 kilómetros de conducción al año, el equivalente a 380 litros de gasolina y 750 kilogramos de emisiones contaminantes.