Logo

Gobierno de Extremadura

La Junta de Extremadura y el Gobierno de España intensifican la colaboración ante una posible salida sin acuerdo del Reino Unido de la UE

13:57 Viernes 4 Oct de 2019 Hacienda y Administración Pública Europa

La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, y la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, han mantenido, esta mañana en Mérida, una reunión en la que se ha intensificado la colaboración que ambos gobiernos vienen desarrollando para la aplicación de las medidas a aplicar ante una posible salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea, lo que se conoce como “Brexit duro”.

El Gobierno de España ha elaborado un plan de contingencias para solventar las repercusiones de la posible salida sin acuerdo. Ante esta circunstancia el Estado, en colaboración y coordinación con las comunidades autónomas, ha puesto en marcha un plan centrado en tres actuaciones; una actuación normativa, una actuación logística y una actuación informativa.

La acción normativa se centra fundamentalmente en el Real Decreto-Ley 5/2019 de 1 de marzo, en el que se adoptan las medidas normativas necesarias para ajustar las relaciones en España y el Reino Unido ante esta eventualidad y que aborda fundamentalmente las modificaciones de la situación de los ciudadanos británicos en España y que parte de los principios de temporalidad y reciprocidad; es decir, son medidas temporales para la adaptación a la nueva situación y establece que las mismas medidas que se apliquen para los ciudadanos británicos residentes en España se aplicarán a los españoles residentes en el Reino Unido.

La acción logística se ha centrado en la dotación de los recursos técnicos y humanos en aquellos servicios públicos que puedan ver incrementada su presión por la salida sin acuerdo; servicios como puertos y aeropuertos, aduanas, oficinas de extranjería y la embajada y los consulados españoles en Reino Unido.

La acción informativa se desarrolla a través de portales informativos en las distintas páginas web del gobierno; así como los contactos con las comunidades autónomas y la realización de seminarios y jornadas con los agentes económicos que pueden verse afectados.

ASESORAMIENTO Y APOYO

Por su parte, la Junta de Extremadura realiza desde 2017 una labor de asesoramiento y apoyo a los sectores que pueden verse afectados por la salida del Reino Unido de la UE, con la finalidad de preservar los intereses de los ciudadanos y empresarios españoles y extremeños.

Una labor que está liderada por un grupo de trabajo, coordinado por la vicepresidencia primera, que evalúa el impacto específico en Extremadura, y que insta a adoptar las medidas necesarias para aminorarlo, requiere a las autoridades competentes soluciones a los problemas detectados y pone en valor los mecanismos de información ya existentes en el marco de la Administración autonómica. En este sentido, Junta de Extremadura y Gobierno de España organizarán unas jornadas en Mérida el próximo día 15, en las que se abordará la situación prevista y las medidas adoptadas para minimizar los efectos.

La posibilidad de la aplicación final de un Brexit duro ha llevado a las administraciones a adoptar una serie de medidas que afectará tanto a ciudadanos como a empresas.

REPERCUSIÓN PARA LOS CIUDADANOS

En cuanto a los ciudadanos; en estos momentos en Extremadura hay incluidos en el Registro de Ciudadanos de la Unión Europea, 816 personas de Reino Unido. Este es el registro oficial en el que deben inscribirse los ciudadanos de cualquier país de la Unión Europea que prevean residir en España por un periodo superior a tres meses. En sentido inverso y según datos del INE, en estos momentos hay en Reino Unido 1.231 ciudadanos cuya residencia anterior fue Extremadura.

Los británicos residentes en Extremadura a partir de una salida sin acuerdo disponen de un plazo de 21 meses para solicitar su Tarjeta de Identidad de Extranjería (TIE). Durante ese tiempo su residencia continuará siendo legal y en las mismas condiciones que tienen actualmente.

Aquellos ciudadanos británicos que no estén incluidos en el registro de ciudadanos de la Unión Europea en el momento de la ruptura, deberán solicitar su documentación para residir en Extremadura en iguales circunstancias que cualquier ciudadano extranjero.

En cuanto a las relaciones laborales, se mantendrán las condiciones actuales a los ciudadanos británicos tanto en cuanto al ejercicio profesional y laboral, como a las relaciones con la Seguridad Social y las prestaciones sanitarias, durante un periodo de 21 meses hasta en tanto se adopte el instrumento internacional, bilateral o multilateral, que regule estas relaciones y siempre y cuando Reino Unido mantenga la misma reciprocidad de las medidas.

En el ámbito de la educación se mantendrán los intercambios Erasmus que están en marcha en la fecha de la salida, así que tanto profesores como alumnos que estén realizando un Erasmus en Reino Unido en estos momentos podrán completarlo sin ningún problema. En este curso 2019/2020 hay 13 estudiantes extremeños cursando un Erasmus en Reino Unido; se mantienen también los reconocimientos de títulos y calificaciones tramitados antes de la fecha de la salida; así como la validez de los cursos ya iniciados en esa fecha. Una vez culminada la salida sin acuerdo las relaciones en materia de educación con el Reino Unido pasarán a ser idénticas a las relaciones con el resto de países no miembros de la Unión Europea

REPERCUSIÓN PARA LAS EMPRESAS

Un cinco por ciento de las exportaciones extremeñas están destinadas al mercado británico, según los datos de 2018, lo que se traduce en que más de 100 empresas que tienen intereses comerciales en el Reino Unido, proveniente en su mayoría del sector agroalimentario, en el que la fruta y la verdura son los productos más exportados. Este sector sería, por tanto, en el que mayores incidencias podrían registrarse en caso de un Brexit sin acuerdo.

Desde el Ejecutivo autonómico, se trabaja directamente con los empresarios implicados en este proceso desde una perspectiva de salida del Reino Unido de la Unión Europea con o sin acuerdo, dirigidas a mantener los flujos comerciales actuales y la igualdad en las condiciones de intercambio comercial y a evitar la imposición de aranceles.

En el caso de una salida sin acuerdo, desde el 1 de noviembre de 2019 las empresas deberán tramitar sus exportaciones a Reino Unido como si se tratara de exportar a terceros países. En principio los cambios se van a centrar en los trámites aduaneros, para lo cual el Gobierno ha dispuesto de los recursos técnicos y personales para garantizar una tramitación diligente de los documentos administrativos y de las inspecciones, sin que se produzcan retrasos que perjudiquen el proceso exportador. En Extremadura la tramitación de la nueva documentación requerida será moderada, ya que la mayor presión se centrará fundamentalmente en los puertos más exportadores a Reino Unido, como son los del norte de la península.

Un aspecto administrativo novedoso es que ya no tendrán validez los certificados de empresa exportadora de la Unión Europea emitidos en el Reino Unido, que deberán ser sustituidos por un certificado de cualquier otro país miembros. Las empresas ya han sido informadas y la afectación en Extremadura se prevé mínima.

En el sector agroalimentario, en principio, las autoridades británicas no han planteado ninguna modificación en las condiciones y controles sanitarios de estos productos, por lo que no se prevén, de momento, complicaciones en los procesos exportadores.

El Gobierno de España ha puesto en marcha desde comienzos de este año lo que se denomina el “cheque Brexit” que consiste en un descuento en el precio de los servicios personalizados prestados por las Oficinas Económicas y Comerciales de España en el exterior; así como una serie de subvenciones para asociaciones y federaciones de exportadores con el objetivo de facilitar su adaptación a la nueva situación.

ACCIÓN INFORMATIVA

El Gobierno ha puesto en marcha una acción informativa centrada en la página web “preparados para el Brexit”, a la que se puede acceder desde www.lamoncloa.es en el que se incluye toda la información sobre las repercusiones tanto en el caso de una salida ordenada como frente a un Brexit sin acuerdo. También se ha reforzado el teléfono de información 060 para atender las posibles dudas y se han puesto en marcha seminarios y jornadas específicas sobre este tema.

Del mismo modo, tanto el Gobierno como la Junta de Extremadura vienen realizando una serie de reuniones y encuentros con empresas y sectores exportadores para informar y asesorar sobre las posibles situaciones en las que podemos encontrarnos. Todos los departamentos del Gobierno de España y de la Junta de Extremadura con algún tipo de vinculación con esta contingencia, están a disposición de ciudadanos y empresas para informar sobre los detalles de las medidas.

OTRAS MEDIDAS

En otro ámbito de cosas, se han adoptado las medidas adecuadas para los controles de pasajeros y mercancías procedentes de Reino Unido en el aeropuerto de Badajoz, tanto desde el punto de vista policial como aduanero. En 2018 se registraron 36 vuelos con origen o destino en Reino Unido (la mayor parte de ellos vuelos chárter en periodo de caza) y se controlaron 228 personas entre pasajeros y tripulación.


Galería de imágenes