Logo

Gobierno de Extremadura

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad visita la planta fotovoltaica Núñez de Balboa, en Usagre, que emplea a más de 1.200 personas

14:19 Viernes 4 Oct de 2019 Transición Ecológica y Sostenibilidad Energía

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, ha visitado este viernes las obras de construcción de la planta fotovoltaica Nuñez de Balboa, que promueve Iberdrola en los términos municipales de Usagre e Hinojosa del Valle, en la provincia de Badajoz, con una potencia de 500 megavatios (MW) y 300 millones de euros de inversión.

La consejera ha estado acompañada por el director de Renovables de la compañía eléctrica, Julio Castro, quien ha explicado que el proyecto Núñez de Balboa, la planta fotovoltaica más grande de Europa en construcción, “bate records también en términos de empleo” ya que en su ejecución hay 1.200 personas trabajando en su construcción. Asimismo, ha destacado que el 70 por ciento son trabajadores extremeños y, de estos, “hasta un total de 150 personas provienen de los municipios que acogen el proyecto”.

“Estos datos ratifican nuestro convencimiento acerca de las oportunidades que representa la transición energética para nuestra región, para la creación de actividad y la generación de nuevos puestos de trabajo de calidad ligados a nuevas especialidades productivas”, ha señalado Olga García, que ha recordado el incremento de 2.300 empleos en el sector solo en los primeros seis meses del año.

Durante la visita, la titular para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha comprobado sobre el terreno el avance de las obras: la práctica totalidad de la estructura se ha instalado, así como más de la mitad de los 1.430.000 paneles fotovoltaicos que lleva aparejado el proyecto. Asimismo, se encuentra muy avanzada la construcción de la subestación de planta y la de maniobra y se prevé que el montaje electromecánico esté terminado en el mes de diciembre.

El director de Renovables de la compañía ha explicado la complejidad logística del proyecto -el transporte de los componentes principales supone la llegada a obra de unos 3.200 contenedores- lo que supone una gran labor de coordinación de las fases de fabricación, transporte y montaje en obra. Asimismo, el diseño de instalación modular simplifica los trabajos de instalación y aporta mayor seguridad.

La planta, que ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas, generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará, además, la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año.

Esta instalación, en la que Iberdrola va a invertir en torno a 300 millones de euros hasta su puesta en marcha, en el primer trimestre de 2020, forma parte del plan de relanzamiento de energías limpias de Iberdrola en España. La iniciativa ha sido promovida con la colaboración de Ecoenergías del Guadiana, en la modalidad de codesarrollo conjunto, con pleno respeto medioambiental y de ordenación del territorio.

MÁS DE 1.700 MEGAVATIOS

Nuñez de Balboa no es el único proyecto de la compañía en Extremadura, ya que Iberdrola está avanzando la tramitación de otras seis plantas fotovoltaicas: Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; Arenales (150 MW), en Cáceres; y Campo Arañuelo I, II y III (50 MW cada una), en la comarca de Almaraz.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, ha agradecido a la empresa que Extremadura sea una comunidad prioritaria para desarrollar sus proyectos y ha reiterado que iniciativas como éstas corroboran el momento de “intensa implantación de renovables que estamos viviendo en Extremadura”.

En estos momentos, se contabilizan 151 proyectos de energía solar fotovoltaica con viabilidad para conectar a las redes, con una potencia total de 8.000 megavatios, de los que el 77% ya se  encuentran en tramitación.


Galería de imágenes