Logo

Gobierno de Extremadura

El edificio administrativo ‘Mérida III Milenio’ contribuye anualmente a reducir la emisión de casi 600 toneladas de CO2

12:12 Martes 25 Feb de 2020 Educación y Empleo Energía

El edificio administrativo ‘Mérida III Milenio’ de la Junta de Extremadura, ubicado en la capital extremeña, contribuye cada año a la reducción de la emisión de casi 600 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Este edificio, además de por su singularidad desde el punto de vista arquitectónico, destaca por disponer de innovadoras soluciones tecnológicas destinadas a contribuir al ahorro energético y, con ello, a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Destacan, sobre todo, la instalación de geotermia, la planta fotovoltaica, la caldera de biomasa y los micro-cogeneradores, además de otras soluciones tales como el encendido y apagado automático de la iluminación interior y exterior, sondas para regulación automática de luz interior o detectores de presencia en las zonas de tránsito, entre otros aspectos.

La instalación de geotermia es pionera en su concepción. Se ejecuta mediante intercambiadores tierra-aire y tiene su fundamento en la temperatura casi constante del subsuelo (15ºC). Para ello, se hace pasar aire a través de una serie de tubos enterrados a una profundidad de 14 metros; así, se produce un intercambio de energía entre el subsuelo y el aire impulsado y se consigue una reducción de la temperatura de este último. Esto supone un ahorro aproximado del 35 por ciento de la energía eléctrica necesaria para la climatización del edificio y, por tanto, una reducción de las emisiones indirectas de 112  toneladas de CO2 anuales.

AHORRO

Además, el edificio dispone de una planta fotovoltaica, con 300 Kw de potencia pico. Esto supone actualmente un ahorro medio anual en la factura eléctrica del 18 por ciento, a la vez que contribuye a una reducción de las emisiones  indirectas de 276 toneladas de CO2 anuales. Desde abril del año pasado, cuando empezaron a funcionar estas placas fotovoltaicas, la Consejería de Educación y Empleo -que es la que gestiona el edificio- ha ahorrado ya unos 60.000 euros en la factura energética.

Otro de los sistemas de eficiencia que utiliza el edificio es la  microcogeneración, que consiste en máquinas de explosión alimentadas con gas natural para el calentamiento del agua sanitaria. Éstas, a su vez, aprovechan la energía eléctrica generada en el eje de las mismas y así consiguen 10 Kwh, que son utilizados por los receptores eléctricos  del edificio. Mediante esta técnica se consigue una reducción de 21 toneladas de CO2 anuales.

La calefacción del edificio se realiza mediante una caldera de biomasa de 500 Kw. Está alimentada con astilla de madera. Económicamente, el uso de la biomasa supone un ahorro económico del 30 por ciento sobre las calderas convencionales de gas. En cuanto a la reducción de emisiones, la biomasa se considera neutra, ya que el balance de emisiones de CO2 y el absorbido por el árbol durante su vida son muy aproximados. El hecho de utilizar astilla en lugar de gas reduce las emisiones de CO2 en 177 toneladas anuales.

Por lo que el ahorro medio anual de emisiones de CO2 del edificio administrativo Mérida III Milenio roda las 600 toneladas anuales de CO2.

Este edificio, pionero en sostenibilidad y en eficiencia energética, funciona desde el año 2013 y está constituido por seis módulos independientes. En él trabajan unas 1.500 personas, de las consejerías de Educación y Empleo; Hacienda y Administración Pública y Cultura, Turismo y Deportes.

Además, está previsto que los profesionales que trabajan en el Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE) de la calle San Salvador estén también completamente instalados en el recinto a final del mes de mayo. Son unos 200 trabajadores y trabajadoras.

 


Galería de imágenes