Logo

Gobierno de Extremadura

La Junta de Extremadura colabora en la Campaña de la Renta 2019 con 10 puestos de atención al contribuyente

12:59 Miércoles 13 May de 2020 Hacienda y Administración Pública Hacienda y Presupuestos

La Junta de Extremadura colabora con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) en la Campaña de declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al ejercicio de 2019.

Concretamente, y a partir de hoy 13 de mayo, diez técnicos de la Sociedad de Gestión Pública de Extremadura (GPEX), ofrecerán asesoramiento a los contribuyentes, tras haber sido formados a través de un curso online ofrecido por la AEAT.

A diferencia de años anteriores, la asistencia se realizará de forma telefónica, en lugar de forma presencial, en las plataformas mixtas atendidas conjuntamente por ambas administraciones, debido a la actual crisis sanitaria originada por la COVID-19.

La posibilidad de una atención en formato presencial durante la actual campaña estará supeditada a las condiciones que, en cada momento, marquen las circunstancias sanitarias.

Así, el contribuyente que cuente con el tradicional perfil de asistencia presencial en oficinas podrá ser atendido telefónicamente, siempre con solicitud de cita previa. La AEAT les informará de la documentación que deberán tener disponible el día de la cita a fin de que puedan facilitar la información precisa al operador que confeccione su declaración.

En la última campaña, se confeccionaron y presentaron 10.438 declaraciones por operadores de la Junta de Extremadura en las cuatro Plataformas Mixtas que se constituyeron con la AEAT.

La Administración extremeña colabora desde el año 1998 con la Agencia Estatal de Administración Tributaria en el desarrollo de la Campaña de declaración del IRPF.

DEDUCCIONES AUTONÓMICAS

En la actual Campaña de la Renta 2019, continúan vigentes las deducciones específicas aplicables en Extremadura sobre la cuota íntegra autonómica del IRPF en el ejercicio anterior. Las citadas medidas están sometidas al cumplimiento de determinados requisitos establecidos en consonancia con las circunstancias socioeconómicas de los extremeños.

La deducción más importante, por el número de declarantes que se ven favorecidos por ella y la cuantía que representa, es la de 75 euros por trabajo dependiente.

Asimismo, se contempla un deducción del 3% sobre las cantidades invertidas para la adquisición o rehabilitación de viviendas de protección públicas para jóvenes y víctimas de terrorismo, que se podrá elevar al 5% cuando la vivienda esté situada en municipios de Extremadura de menos de 3.000 habitantes, aunque no sea de protección pública.

Como deducción de carácter económico, se mantiene la ya existente por cantidades invertidas en la adquisición de acciones y participaciones sociales para la constitución o ampliación de capital en sociedades mercantiles, establecida en el 20% de las cantidades invertidas, con el límite de 4.000 €.

Para favorecer el acceso a la vivienda, se incluyen deducciones al arrendamiento para los menores de 36 años que formen parte de una familia numerosa o padezcan una discapacidad. Concretamente, se establece una deducción del 5 % de las cantidades satisfechas con el límite de 300 euros anuales, que se incrementa al 10 % con el límite de 400 euros para los casos de alquiler de vivienda habitual en municipios de población inferior a 3.000 habitantes.

En el ámbito de la protección se contempla una deducción de 150 euros por cuidado de familiares discapacitados; otra de entre 125 y 250 euros por acogimiento de menores; 300 euros por cada hijo nacido en el período en partos múltiples; 15 euros por compra de material escolar; el 10% de las cantidades invertidas con un máximo de 220 euros por gastos de guardería para hijos menores de 4 años; y 100 euros para contribuyentes viudos (200 euros en determinados casos).

El importe total de las deducciones autonómicas en el ejercicio 2017, último año del que se dispone de datos definitivos, ascendió a 2.157.290 euros, en relación con 30.919 declaraciones, beneficiando a alrededor de 47.806 contribuyentes.

En este mismo periodo de declaración del IRPF debe presentarse el Impuesto sobre el Patrimonio, del que la Comunidad Autónoma es receptora del 100% de lo recaudado en Extremadura.

En el ejercicio 2019, la reducción del mínimo exento es 500.000 euros con carácter general. En el caso de las personas con discapacidad, el mínimo oscila entre los 600.000 y 800.000 euros, en función del grado de discapacidad.