Logo

Gobierno de Extremadura

La Junta de Extremadura prioriza el desarrollo sostenible y se compromete con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

El objetivo de desarrollo sostenible es una de las prioridades de la Junta de Extremadura

11:03 Domingo 4 Abr de 2021 Transición Ecológica y Sostenibilidad Energía

La lucha integral y transversal contra el cambio climático y los efectos socioeconómicos y medioambientales que provoca en la economía y el territorio extremeños encuentra en el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima (PEIEC) 2021/2030 una hoja de ruta propia que establece las grandes líneas de acción en esta lucha desde una perspectiva regional, permitiendo también contribuir a los objetivos y compromisos globales en esta materia.

Extremadura es una de las primeras Comunidades Autónomas en comprometerse en la senda hacia la sostenibilidad que marca el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) a nivel estatal y que responde a la exigencia a cada Estado miembro de elaborar un Plan Nacional a fin de que la Unión Europea alcance una economía próspera, moderna, competitiva y climáticamente neutra en 2050.

De esta manera, el PEIEC tiene como objetivo fundamental aterrizar en Extremadura todo lo que significa la ley de lucha contra el cambio climático y el PNIEC de España, por lo que el contenido del PEIEC está claramente alineado con los objetivos establecidos en el PNIEC.

El PEIEC 2021-2030 pretende avanzar en la transición energética de la economía extremeña, fundamentando una hoja de ruta política, social y económica orientada hacia la neutralidad climática de la región en el horizonte 2030. Esto supone afrontar un cambio estructural a todos los niveles, no solo energéticos y medioambientales sino también de carácter social, y de forma transversal en todos los sectores económicos regionales, como el agropecuario, el industrial, el residencial o el sector terciario.

A través del PEIEC 2021/2030, que actualmente se encuentra en fase de información pública, Extremadura materializa la actitud proactiva que defiende en el ámbito de la transición energética y en materia de mitigación y de adaptación al cambio climático, en línea con el nuevo marco normativo y político definido a nivel nacional (PNIEC) y europeo (Pacto Verde Europeo).

El Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima es un documento de planificación estratégica de referencia para las actuaciones a desarrollar en el periodo 2021-2030 en Extremadura, favoreciendo el posicionamiento de la región en la adaptación a un cambio ineludible en materia de transición energética que ya se está produciendo a nivel internacional y en el que el transporte y la movilidad son claves.

En el PEIEC se definen y cuantifican los objetivos que la región se plantea alcanzar en 2030 en materias como la descarbonización, la mitigación de los efectos de los gases de efecto invernadero, la presencia de las energías renovables, la mejora de la eficiencia energética y el fomento de la movilidad sostenible.

En este sentido, el transporte y el fomento de la movilidad sostenible ocupan un lugar destacado en las actuaciones y políticas que se incluyen dentro del PEIEC.

El PEIEC se vertebra sobre un principio de transversalidad como herramienta transformadora y un motor de cambio socioeconómico extremeño, por lo que los criterios de eficiencia energética, consumo responsable de recursos o mitigación de la emisión de gases de efecto invernadero se encuentran engarzados en todas las medidas que se incluyen en este Plan.

En el caso del transporte, la necesidad de reducir las emisiones pasa por una gran batería de medidas, como el despliegue del vehículo eléctrico, el fomento del transporte público, los nuevos modelos de negocio basados en la movilidad y los avances tecnológicos de las opciones existentes (reducción de consumos en motor, hibridación, combustibles bajos en carbono, etc.).

Con estos objetivos y por el lado específicamente sectorial, la Junta de Extremadura puso en marcha en 2019 la Estrategia Regional para el Impulso del Vehículo Eléctrico en Extremadura que establece las pautas para disponer de una red de puntos de recarga eléctrica en Extremadura que haga viable el uso de vehículos eléctricos, al tiempo que impulsa la renovación del parque automovilístico con este tipo de vehículos. Entre los objetivos fijados por esta Estrategia cabría destacar los siguientes:
• Creación de una red de 189 puntos de recarga eléctrica de acceso público
• Integración de las energías renovables en la red de recarga, de modo que un 10% de los puntos de recarga deben tener apoyo de autoconsumo con energías renovables
• Incremento del parque de vehículos eléctricos hasta los 9.200 vehículos
• Movilización de al menos 3 millones de euros en proyectos empresariales

Para la consecución de estos objetivos, la estrategia ya está movilizando a la administración regional en todos sus niveles, y también al sector privado y a la ciudadanía.

Extremadura ha ido ampliando de forma progresiva la ambición y el alcance de sus actuaciones en el ámbito de la transición energética trabajando por una movilidad limpia, segura y conectada incluyendo la dimensión verde en el transporte.

Así, el PEIEC viene a reforzar los objetivos ya reseñados apostando por la movilidad sostenible como una de las bases para lograr una reducción de un 10,03% de las emisiones de GEI de Extremadura y de un 22% de la energía primaria consumida en 2030 respecto a 2017.

Para ello, además del avance en la electrificación de la economía, se incide en la reducción de GEI en los principales sectores emisores como son el transporte y el sector primario. Se fomenta la movilidad sostenible mediante la penetración de 30.000 vehículos eléctricos, junto con el fomento del uso sostenible del transporte, eficiencia en la conducción, uso compartido, zonas de bajas emisiones y la electrificación del ferrocarril, entre otras.

Concretamente el PEIEC establece diversas medidas específicas para el fomento de la movilidad sostenible como son:
- La promoción de zonas de bajas emisiones y medidas de cambio modal.
- El fomento del uso más eficiente de los medios de transporte reduciendo un 10% el uso del vehículo privado.
- La renovación eficiente del parque automovilístico extremeño cuya edad media es de 11,9 años, aunque un tercio del mismo supera los 16 años.
- El impulso para el despliegue del vehículo eléctrico.
- La expansión de la infraestructura necesaria para la movilidad sostenible a través de la instalación exponencial de puntos de recarga eléctricos y de suministro de otros combustibles alternativos a los fósiles.
- La electrificación ferroviaria de la mayoría de los recorridos convencionales no electrificados de Extremadura.

Haciendo balance de la situación actual del transporte en Extremadura se deduce que se trata de una situación con bastante margen de mejora y que puede llegar a suponer un importante ahorro energético y de emisiones, por lo que representa una cuestión crucial en el PEIEC.

Las actuaciones en materia de movilidad sostenible en Extremadura para los próximos años cuentan con la cobertura y el respaldo necesario en el PEIEC. Este Plan representa una guía global, la necesaria herramienta de gestión que contempla las acciones principales que deben llevarse a cabo para alcanzar los objetivos perseguidos para que la transición energética en la región sea una pronta realidad.