Logo

Gobierno de Extremadura

Extremadura valora que el Gobierno de la nación dé un primer paso en la reforma del Sistema de Financiación con la elaboración de un informe técnico en el que se prioricen las necesidades de gasto de las autonomías

20:41 Viernes 3 Dic de 2021 Hacienda y Administración Pública Hacienda y Presupuestos

La Junta de Extremadura valora que el Gobierno de la nación haya enviado a las Comunidades Autónomas un informe técnico sobre la reforma del Sistema de Financiación Autonómico. Con ello, se inicia la negociación y el debate para establecer un modelo que sustituya al actual, caduco desde 2014.

En el mismo, se recogen las bases esenciales del sistema actual en lo referido al cálculo de las necesidades de gasto de las Comunidades Autónomas, que se constituirán a partir del análisis de los factores poblacionales determinantes de cada región.

El documento analiza indicadores básicos definidos en cuatro grandes bloques competenciales: sanidad, educación, servicios sociales y el resto de servicios públicos.

El cálculo de las necesidades incluirá, además, la incidencia sobre una serie de variables, unas de ámbito demográfico – con atención a la dispersión, el envejecimiento, la despoblación o la población protegida- y otras de índole económica – en función de los niveles de renta y de precios, así como la posible existencia de costes fijos o de economías de escala.

El informe inicial será estudiado con detenimiento y profundidad, dada la extensión y complejidad del documento técnico enviado por el Ministerio de Hacienda, y sobre el que las autonomías pueden realizar aportaciones hasta el próximo mes de enero.

Para este fin, y como es habitual en la Comunidad desde que se inició el debate sobre esta materia, la Junta de Extremadura reitera su compromiso con el consenso y el diálogo con los grupos parlamentarios para analizar el documento y defender la postura más beneficiosa para los extremeños.

POSTURA EXTREMEÑA

Extremadura defiende que el nuevo sistema valore el coste de los servicios públicos que las Comunidades Autónomas prestan a sus ciudadanos y que dote de los recursos para prestarlo.

Asimismo, debe asegurar el papel del Estado como garante de los principios de igualdad, equidad y suficiencia, ya que son los ciudadanos, y no los territorios los sujetos pasivos de los tributos y los beneficiarios de los servicios públicos.

El sistema de financiación debe postular la equidad y la solidaridad frente a la ordinalidad, y asegurar el equilibrio entre lo que necesitan y pueden aportar los ciudadanos de las distintas regiones de España.