Logo

Gobierno de Extremadura

El cambio global que se promueve desde Extremadura

10:31 Sábado 16 Abr de 2022 Igualdad AEXCID

La Agencia Extremeña de Cooperación (AEXCID) financia actualmente más de 30 iniciativas que se están desarrollando dentro de nuestra región. Este tipo de acciones no contribuyen únicamente en términos de justicia global, sino que además generan empleo, promueven la participación ciudadana y apuestan por la economía social en Extremadura

Cuando hablamos de Cooperación para el Desarrollo, normalmente pensamos en el trabajo que las ONG realizan en otros países. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones extremeñas complementan esa labor con proyectos que tienen lugar aquí mismo, en Extremadura. ¿Por qué? Porque actuar desde lo local les permite transformar con mayor eficacia y coherencia el modelo de convivencia global.

Estos dos últimos años de pandemia se han traducido en una crisis mundial, no sólo en términos sanitarios, sino también sociales, económicos y de acceso a derechos básicos. Es por eso que la cooperación extremeña ha considerado más necesario que nunca contribuir a generar conocimiento sobre la realidad mundial y sus interdependencias. Esto es lo que se logra, precisamente, a través de esa línea estratégica de la Cooperación que persigue el compromiso de la ciudadanía en la lucha por la justicia y la universalización de los Derechos Humanos: la llamada Educación para la Ciudadanía Global.

Sólo en el año 2021, la Junta de Extremadura, a través de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, destinó más de 1 millón de euros a proyectos que se están desarrollando en prácticamente todos los rincones de nuestra región. Son una treintena de iniciativas las que se pusieron en marcha para alcanzar a casi 60.000 personas, principalmente mujeres y jóvenes. Es interesante comprobar cómo estas acciones, al tiempo que impactan indirectamente en otros lugares del mundo, debido la cultura de solidaridad que promueven entre la ciudadanía extremeña, también cosechan impactos dentro de nuestra región, por ejemplo, permitiendo el acceso a empleo de calidad.

Alrededor de 60 personas fueron contratadas el año pasado por organizaciones extremeñas para poder desarrollar estos proyectos de sensibilización y Educación para la Ciudadanía Global. La mayoría de ellas eran mujeres jóvenes con alta cualificación. Por otro lado, todas estas iniciativas se valen de servicios profesionales para la implementación de sus proyectos, recurriendo casi exclusivamente a empresas locales y de carácter social. Este último dato no es baladí, dado que promueven un sector que resulta relevante para lograr un desarrollo sostenible y justo también dentro de nuestra comunidad.

Son numerosas las acciones que las ONG extremeñas están desarrollando hoy en nuestra región, caracterizadas, cada vez más, por un enfoque innovador y participativo. Hay entidades que, en el contexto de la pandemia, han comenzado a reivindicar valor que merece el trabajo de cuidados, y también las que han buscado reducir la violencia por LGBTI-fobia. Otras organizaciones se enfrentan a los retos del cambio climático valiéndose de la fuerza de la juventud extremeña en las universidades. Hay quienes, a través de la música, consiguen sensibilizar a nuestra ciudadanía sobre la situación de las personas refugiadas. Mientras que otras iniciativas se vuelcan en incrementar las actitudes de consumo sostenible entre la población.

Estos procesos educativos (formales e informales) promueven, a través de conocimientos, actitudes y valores, una ciudadanía cada vez más informada, concienciada y participativa. La Educación para la Ciudadanía Global se presenta, así, como una palanca de cambio: el punto de apoyo que nos permite mover el mundo desde nuestra tierra, Extremadura. 


Galería de imágenes