Logo

Cultura inicia el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural la iglesia parroquial de Santiago Apóstol en Capilla

13:59 Lunes 20 Jun de 2022 Cultura, Turismo y Deportes Cultura

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado la Resolución por la que la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes incoa el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol en la localidad pacense de Capilla, con la categoría de Monumento.

Según se recoge en la resolución, la citada iglesia parroquial “posee valores histórico-culturales que justifican su declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento”.

Se data su origen en el siglo XV, con reformas posteriores fechables en los siglos XVI y XVII. Si bien algunos autores la adscriben a una fase medieval entre los siglos XIII y XIV por el estilo mudéjar y a que en ella destacarían la presencia de algunos elementos arquitectónicos en su interior que pueden ser de carácter hispanomusulmán, por haberse construido supuestamente el templo parroquial sobre la primitiva mezquita de la localidad, como que los mismos pueden ser cristianos, de estilo mudéjar. Asimismo, son de gran interés su artesonado y las pinturas murales, ambos datables en el siglo XV.

El templo es de tamaño reducido, habiéndose adaptado su estructura al fuerte desnivel de la zona. Su aspecto externo es de carácter popular, integrándose perfectamente en el resto del caserío. El único elemento destacado del exterior es la espadaña.

Interiormente, el templo es de planta basilical y posee tres naves, siendo la central de mayor altura y anchura que las laterales. El más amplio es, naturalmente, el central, separado de la nave principal por un arco de medio punto, y de los ábsides laterales mediante arcos apuntados, estando cubierta esta zona con una armadura mudéjar.

El artesonado es otra zona interesante del templo. En 1991- 1992 se restauró la cubierta, debido a su mal estado, desmontándose por completo y recolocándose los materiales originales de mayor valor y mejor conservados. El artesonado del ábside central es una armadura de colgadizo de limas mohamares, con cuatro faldones, almizate y piña de mocárabes. En cuanto al artesonado del ábside de la nave del evangelio, también es de colgadizo, más sencillo que el anterior, siendo las dos obras mudéjares datables en el siglo XV.

Otro elemento interesante del templo son sus pinturas murales. Durante las citadas obras de restauración de la iglesia aparecieron numerosas pinturas murales en su interior, que fueron restauradas entre 1996 y 1997. Las mismas datan de finales del siglo XV y comienzos del siglo XVI. Están realizadas mediante la técnica de temple en seco, y constan de diez paneles repartidos entre el presbiterio, arquerías o muros, entre otros.