Logo

Gobierno de Extremadura

La estrategia ‘Extremadura, Buenas Noches’ de la Junta se une al manifiesto para una iluminación pública sostenible que promueve la Asociación Nacional Slowlight

12:59 Lunes 9 Ago de 2021 Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio Medio ambiente

Recursos adicionales


La Junta de Extremadura, a través de la Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio, las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz, la Federación Extremeña de Municipios y Provincias (FEMPEX) y la Red Extremeña de Desarrollo Rural (REDEX) han firmado este lunes en Mérida el manifiesto ‘Slowlight para una iluminación pública sostenible’ con la Asociación Nacional Slowlight.

Durante su intervención, la directora general de Urbanismo y Ordenación del Territorio, Eulalia Moreno, ha destacado la importancia de esta firma “al compartir el conocimiento y la preocupación por la luz, de la que nos hemos hecho eco diferentes administraciones e instituciones en Extremadura”.

Según ha explicado Eulalia Moreno, la realización de unas pautas que se entroncan con la agenda urbana incluida en la LOTUS (Ley de Ordenación Territorial y Urbanística Sostenible de Extremadura) ayuda a los redactores de planeamiento a incorporar en este diseño de pueblos y ciudades cuestiones que nos prevengan contra la contaminación lumínica.

Entre esas cuestiones están la determinación de áreas que deben estar a oscuras, el diseño de la iluminación de actividades en campos y ciudades, evitando la emisión de luz, o el uso de sensores de movimiento. Y que todo ello “no esté reñido con la necesaria seguridad tanto de empresas como de mujeres”, ha asegurado Eulalia Moreno. Para ello, hay un equipo encargado del trabajo de estas normas técnicas en la Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional Slowlight, José Enrique Alcázar Sánchez-Vizcaíno, ha afirmado que la contaminación lumínica es un problema complejo, que crece en extensión y en intensidad. “Dentro de la buena gobernanza de las administraciones públicas debemos dar un paso decidido para combatirla, construyendo un paisaje nocturno, olvidado en muchas ocasiones, y apostando por ofrecer a la ciudadanía la recuperación de la noche”, ha aseverado Alcázar.

El presidente de la FEMPEX, Francisco Buenavista, ha explicado que “afortunadamente hoy todos perseguimos un nuevo concepto de alumbrado público”, que es aquel que garantiza las necesidades básicas de la ciudadanía, en cuanto a una visión nocturna agradable, que evita accidentes y que preserva la seguridad de los bienes y las vías en horario nocturno, y que al mismo tiempo nos permite observar el cielo nocturno limpio, en el que “Extremadura es una potencia a nivel mundial” y que es a la vez “un revulsivo a través del turismo rural”.

Buenavista ha recordado la ordenanza tipo, reguladora del alumbrado exterior y protección del cielo nocturno, que se envió a todos los ayuntamientos para que la pudiesen aprobar en sus plenos libre y voluntariamente, de tal manera que tuviesen una herramienta elaborada para regular en sus cascos urbanos el servicio de alumbrado público, con aspectos como la zonificación, las franjas horarias, la regulación de intensidades o la automatización de encendidos y apagados. “Una ordenanza que, paulatinamente, está siendo cada vez más asumida por ayuntamientos de toda la región”, en palabras de Francisco Buenavista.

En representación de la Diputación de Badajoz, el diputado del Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Lorenzo Molina, ha destacado el programa Smart Energía, que incluye la sustitución de luminarias en municipios por tecnología LED, cuya inversión asciende a más de 13 millones de euros, y que ha dado lugar a que se cambien en 144 municipios más de 17.000 luminarias.

Álvaro Sánchez Cotrina, diputado del Área de Reto Demográfico, Desarrollo Sostenible, Juventud y Turismo de la Diputación de Cáceres, ha asegurado que “la Diputación de Cáceres acaba de invertir 7 millones de euros en hacer sus pueblos más sostenibles, en luchar contra la contaminación lumínica”. Todo en una provincia que cuenta ahora con miradores celestes con fotómetros, observatorios y más de 20 empresas dedicadas al astroturismo.

Desde REDEX, su presidenta, Julia Gutiérrez Mateos, ha subrayado la labor de su entidad como “enlace entre las diferentes administraciones y los 24 grupos de acción local”, y su tarea durante años en pro de la sensibilización acerca de la importancia de los cielos extremeños, para que sigan siendo limpios y estrellados.

INICIATIVA SLOWLIGHT

La iniciativa Slowlight nace en defensa de una gestión sostenible del alumbrado, que permita promover un uso racional de la luz, promulgando los principios básicos esenciales para una nueva cultura de iluminación, orientada a la ciudadanía; a las administraciones públicas y privadas, con capacidad de gestión medioambiental y de iluminación en el plano estratégico y ejecutivo; y al sector empresarial de iluminación.

Este documento técnico, que recoge los principios básicos para una iluminación pública sostenible, promoverá seguir trabajando por la protección de los cielos estrellados en Extremadura que, desde hace más de cinco años, lleva impulsando la estrategia transversal puesta en marcha por el Ejecutivo regional ‘Extremadura, Buenas Noches’.

De esta manera, se persigue obtener mejores entornos a través de la luz, tanto en el ámbito urbano como en el rural, así como sensibilizar a la ciudadanía, al sector empresarial y a los entes públicos.

La estrategia Slowlight se articula a través de 25 principios básicos en los que se perfila la idea de la luz, integrando el compromiso y el consenso multidisciplinar de todos los agentes públicos y privados y fomentando una nueva cultura de iluminación, más sostenible, saludable y justa.

Así, se pretende contribuir a contrarrestar el crecimiento de la contaminación lumínica en extensión territorial e intensidad y, además, se quiere alcanzar la descontaminación lumínica de los territorios, de modo que dentro de una o dos décadas la situación haya revertido moderadamente.

Además, esta iniciativa está ligada a los objetivos de la agenda urbana 2020-2030, lo que contribuye a la reducción del grave problema medioambiental producido por la contaminación lumínica.

Una iluminación pública, bien diseñada y utilizada, se considera un recurso de interés esencial, que contribuye a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y a la generación de entornos seguros. Por el contrario, una iluminación pública mal diseñada agravará sus innumerables efectos perjudiciales para la salud humana, la biodiversidad y el medio ambiente.

Por ello, a través de este manifiesto se apuesta por una iluminación calmada y sostenible, lo que promueve un entorno más confortable y saludable para la ciudadanía y respetuoso con la biodiversidad.

Las administraciones son parte fundamental de la solución a la contaminación lumínica puesto que gran parte de las redes de iluminación son de titularidad pública.

La iniciativa Slowlight abre un camino para el cambio y para la puesta en valor del uso responsable de la luz. En el futuro, es posible exportar esta nueva cultura de calmado de iluminación a otros servicios públicos, al objeto de evolucionar hacia el concepto de SlowCity: ciudades saludables.

Slowlight considera la noche como algo necesario y por ello promueve una iluminación de calidad en equilibrio con la noche y con la protección del cielo nocturno, contribuyendo decididamente a la lucha contra la contaminación lumínica de los territorios.

De este modo, las ciudades, pueblos y territorios podrán diseñar su paisaje nocturno, resaltar su patrimonio y favorecer la actividad humana y la seguridad, pero sin que la luz contaminante genere un problema medioambiental.

ESTRATEGIA ‘EXTREMADURA, BUENAS NOCHES’

La estrategia ‘Extremadura, Buenas Noches’ (EBN) es programa coordinado por la Junta de Extremadura, en colaboración con las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz, REDEX y ayuntamientos de la región, puesto en marcha en el año 2015 y que posee un carácter transversal.

Esta estrategia regional engloba un conjunto de iniciativas que tienen como objetivo resaltar los aromas, los sonidos y la calidad del cielo estrellado nocturno extremeño, compaginando su conservación y sus posibilidades de disfrute así como desarrollo económico en el territorio.

Además, este proyecto está alineado en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) recogidos en el marco regional de impulso a la economía verde y circular Extremadura 2030, así como con la estrategia de especialización RIS3 de Extremadura, orientada a la gestión sostenible de los recursos naturales y la aplicación de tecnologías para la calidad de vida.


Galería de imágenes