Logo

Gobierno de Extremadura

Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio

La Junta de Extremadura acoge una propuesta ayudas para la destilación por 85.922 hectólitros en el sector del vino

Jueves 25 Jun de 2020

Dentro de las medidas establecidas para paliar los efectos de la crisis causada en el sector del vino por la Covid-19, la Junta de Extremadura ha recibido propuestas de ayudas a destilación de crisis por un volumen total de 85.922 hectólitros, incluyendo la solicitud de destilación contratos con siete bodegas. Los beneficiarios de estas medias son los destiladores autorizados de productos vitivinícolas que transformen vino en alcohol, tienen que tener contratos con los suministradores (bodegas) y el destino del alcohol utilizado tiene que ser para la obtención de productos industriales, para sacarlo del circuito del vino. Respecto a otras medidas establecidas en el Real Decreto 557/2020 de 9 de junio, se han presentado siete solicitudes de almacenamiento de vino por un total de 22.766 hl de Denominación de Origen Protegida y 23.068,31 hl de vino acogidos a la figura de Indicación Geográfica  Protegida. Las bodegas tienen que celebrar un contrato con el Organismo Pagador de Extremadura. La duración de este almacenamiento puede ser de 180, 270 o 360 días en el caso de los vinos tintos y 180 días para el resto de los vinos.

Respecto a la cosecha en verde, se han presentado 244 solicitudes de viticultores, la gran mayoría por el método de recolección manual. En esta solicitud los viticultores se comprometen a recolectar en verde, antes del envero y eliminar toda la cosecha de la parcela solicitada, teniendo una ayuda que asciende al 60 % de los costes de eliminación y del precio medio de la uva. La parcela debe de estar inscrita en una Denominación de Origen Protegida. Estas medidas, en aplicación del Real Decreto 557/2020 de 9 de junio han sido solicitadas, en el plazo establecido por el Ministerio, hasta el 23 de junio. Con estas medias  y otras adicionales, como la limitación de los rendimientos por hectárea a un máximo de 18.000 kg/ ha para uva tinta y 20.000 kg/ha para uva blanca, se pretende eliminar hasta 8 millones de hectólitros a nivel nacional y de esta forma incrementar el precio del vino. La financiación de estas medidas se establece con cargo al Fondo Europeo de Garantía Agraria ( FEAGA).