Logo

Gobierno de Extremadura

Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio

RECAREX - Red de Control de la Calidad de Agua de Riego en Extremadura

 

INTRODUCCIÓN

La contaminación por nitratos representa una de las causas más comunes de deterioro de la calidad de las aguas, siendo un problema compartido por todos los Estados Miembros de la Unión Europea. Ésta contaminación tiene su origen en la mayoría de las ocasiones, en fuentes difusas ( prácticas agrarias), manifestándose especialmente en un aumento de la concentración de nitratos en las aguas superficiales y subterráneas, así como en la eutrofización de los embalses, estuarios y aguas litorales.

En los últimos años se ha potenciado una agricultura intensiva basada en la disponibilidad de fertilizantes sintéticos de alto rendimiento y en el cultivo de especies vegetales de rápido crecimiento y de creciente rentabilidad para el agricultor. Este rápido e intenso desarrollo agrícola, al igual que ha ocurrido con la actividad industrial ha generado una serie de efectos nocivos con implicaciones medioambientales negativas. También en lo referente a la ganadería, el volumen y el número de estabulaciones ha aumentado de forma considerable, constituyendo una fuente potencial de contaminación de aguas superficiales y subterráneas por compuestos nitrogenados.

El incremento de las concentraciones de nitratos en las aguas, por encima de los niveles establecidos, en algunas regiones de los Estados Miembros, que tienen su origen principal en la lixiviación de los suelos agrícolas y en una mayor estabulación del ganado en pequeñas superficies de terreno, son junto con la eutrofización, las causas, entre otras, que condujeron a la aprobación de la Directiva 91/676/CE relativa a los nitratos.

 

NORMATIVA Y ANTECEDENTES

La Directiva 91/676/CEE del Consejo, de 12 de  diciembre de 1991, relativa a la protección de las aguas subterráneas.

El objetivo de la Directiva adoptada por el Consejo en 1991, cuyo ámbito de aplicación comprende las aguas superficiales, subterráneas, lagos naturales de agua dulce, otras masas de agua dulce naturales, estuarios, aguas costeras y aguas marinas, es el de reducir la contaminación de las aguas atribuible de modo directo o indirecto a los nitratos de origen agrario y prevenir su extensión, para lo cual establece una serie de actuaciones, a incorporar mediante la transposición al ordenamiento jurídico de los distintos Estados de la UE, que para España han quedado recogidas en el RD 261/1996, que se pasan a sintetizar en los siguientes puntos:

- Determinación de las aguas afectadas por la contaminación originada por los nitratos de origen agrario o que podrían verse afectadas de no tomarse medidas.

- Designación de zonas vulnerables que corresponderá a aquellas superficies cuya escorrentía afecte o pueda afectar a la contaminación por nitratos de las aguas contempladas en el apartado anterior. La designación, así como su revisión, corresponde a las Comunidades Autónomas, en sus competencias de medio ambiente.

- Elaboración de unos o más códigos de buenas prácticas agrarias que podrán poner a efectos los agricultores de forma voluntaria. Estos códigos tienen como objetivo fundamental el desarrollo de una agricultura compatible con el medio ambiente considerando el uso óptimo de las aportaciones nitrogenadas al suelo debidas a las practicas agrícolas y ganaderas, así como otras actuaciones en la actividad agraria.

- Establecimiento de programas de actuación, por parte de las Comunidades Autónomas, que se aplicarán durante los cuatro años siguientes a su elaboración, en las zonas vulnerables designadas y contendrán obligatoriamente normas relativas a los periodos donde está prohibida la aplicación a las tierras de determinados fertilizantes, la capacidad de los tanques de almacenamiento de estiércol y la limitación de la aplicación de los fertilizantes al terreno que estará basada en el equilibrio entre la cantidad previsible de nitrógeno que necesiten los cultivos.

- Presentación de un informe cuatrienal a la Comisión de la UE.

Las disposiciones de la Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de octubre, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas, ha corroborado la conveniencia y necesidad de que las Administraciones dispongan de Redes de Control de la Calidad del Agua.

Orden de 7 de marzo de 2003 (DOE de 20 de marzo) declaración como zona vulnerable a la contaminación por nitratos de origen agrario, la zona de Vegas Bajas y algunos sectores de la zona regable del Zújar.

Orden de 6 de agosto de 2009, por la que se aprueba el Programa de Actuación para dichas zonas vulnerables.

Anuncio de 3 de septiembre de 2015, DOE de 23 de septiembre de 2015 de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, sobre la declaración de la masa de agua subterránea de Tierra de Barros en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo y químico.

Como instrumento para cumplir con la normativa europea anteriormente mencionada, el Servicio de Regadíos realiza, desde el año 1998, a través de su Programa Recarex, el seguimiento de la calidad de las aguas en las zonas regables de la Comunidad de Extremadura mediante toma de y análisis periódicos de muestras en los canales principales, desagües y pozos dispersos en las zonas regables de la comunidad autónoma, con los siguientes objetivos:

  1. Evaluar la calidad del agua de riego a la entrada de las zonas regables para detectar el contenido inicial de nitratos y el nivel de sales que se incorpora a los suelos regados.
  2. Conocer la calidad de las aguas de riego a la salida de las zonas regables localizados en los tramos finales de los desagües, para determinar los niveles de nitratos y sales aportados por el regadío.
  3. Evaluar la calidad de las aguas en los acuíferos que sustentan los regadíos de iniciativa privada existentes en la Comunidad, a fin de determinar el grado de contaminación por nitratos de los mismos.
  4. Obtener niveles piezométricos en los pozos situados en la zonas regables.


La Red de Control de Recarex, está constituida por 225 puntos repartidos por todas las zonas regables, que abarcan prácticamente el 90 % de la superficie de regadíos estatales existentes en Extremadura.

La frecuencia de toma de muestras en las entradas y desagües es mensual en la época de riegos, y en los pozos es bimensual, posteriormente las muestras son analizadas en el Laboratorio Agrario Regional de Cáceres, en el que se realizan las siguientes determinaciones:

- C.E  (Conductividad Eléctrica) a 25 ºC , como indicador del nivel de salinidad del agua.

- RAS ( Relación de absorción de Sodio), como determinante junto con la C.E del riego de alcalinización.

- Contenido en Nitratos.

Así mismo en campo se determina la conductividad y contenido en nitratos por espectrometría realizada con medidor portátil.
Durante la campaña de riego se realizan análisis completos anuales.