Logo

Gobierno de Extremadura

Banner

Información General

 

La defensa de la competencia

Consumidores y empresas acudimos a los mercados para satisfacer nuestras necesidades adquiriendo bienes y utilizando servicios. En este ciclo, la existencia de una libre competencia es la mejor garantía para que todos podamos escoger los productos y servicios que mejor satisfagan nuestros deseos y necesidades, y poder hacerlo teniendo en cuenta la mejor relación de precio y calidad.

La competencia representa uno de los principales pilares para el desarrollo económico y social. La libre competencia constituye un estímulo principal para fomentar la innovación, el progreso tecnológico y la búsqueda de medios más eficientes de producción, incentiva pues a los distintos operadores económicos para que generen sus productos y servicios con una mayor calidad y a un menor coste.

El artículo 38 de la Constitución reconoce la libertad de empresa en el marco de una economía de mercado y la garantía y protección de la misma por los poderes públicos. La existencia de una competencia efectiva entre las empresas constituye uno de los elementos definitorios de la economía de mercado, disciplina la actuación de las empresas y reasigna los recursos productivos en favor de los operadores o las técnicas más eficientes.


Volver


Órganos de defensa y promoción de la competencia

En España el funcionamiento de estos órganos se estructura y coordina en una red integrada por el Estado y aquellas Comunidades Autónomas que han asumido en sus Estatutos de Autonomía las competencias en esta materia.

En el ámbito estatal estas funciones corresponden actualmente a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, (CNMC) . La CNMC es un organismo público con personalidad jurídica propia, independiente del Gobierno y sometido al control parlamentario.

En el ámbito autonómico, las Comunidades Autónomas que han asumido estas competencias en su ámbito territorial han constituido sus propios órganos de defensa de la competencia.

A pesar de los beneficios derivados para el conjunto de la sociedad del funcionamiento competitivo de los mercados, en determinadas ocasiones, los intereses particulares de algunos agentes económicos pueden no coincidir con los principios inspiradores de la libre competencia y los incentivos para llevar a cabo prácticas restrictivas de la misma pueden ser importantes. Es en estas ocasiones cuando la intervención de las autoridades de defensa de la competencia se hace necesaria para garantizar el funcionamiento competitivo de los mercados y que sus beneficios alcancen al conjunto de la sociedad.

Volver


La defensa de la competencia en Extremadura

La Ley 2/2005, de 24 de junio, creó el Jurado de Defensa de la Competencia de Extremadura que debe velar por la correcta competencia en el mercado, interviniendo en actos que estén encaminados a alterar la libre competencia.

El Jurado de Defensa de la Competencia de Extremadura, en el ejercicio de sus funciones, actúa con plena independencia, cualificación profesional y sometimiento al ordenamiento jurídico.

El artículo 4 de la citada Ley 2/2005, establece asimismo, la designación de un servicio para la instrucción de los procedimientos correspondientes a las funciones del Jurado de Defensa de la Competencia de Extremadura.

 

Volver